Defensora de ideales,
escondidos,
directos,
o irónicos.
Partícipe en la historia.
Campo de batalla.
Ministerio del cuerpo,
libertad innata, transparencia del alma.
Constructora de historias,
compañía nocturna, amante del alba.
 
En tu nombre hablamos,
cantamos,
reímos y lloramos.
Alabamos el amor,
la soledad,
la tristeza,
la ocasión.
 
Amiga de amigas,
enemiga entre enemigas.
Alimento de las letras, aire de mis pulmones.
Arte mayor, pionera de la música.
 
Tú, que nos muestras mundos diferentes.
Ficciones reales, mentiras beatas.
 
Siempre estás,
siempre en mis necesidades,
en mis derrotas,
victorias,
súplicas y desgracias
 
Siempre en mi bolsillo,
en mi memoria,
manos,
ojos y oídos,
 
Tú, que no hace falta que llames a la puerta,
te puedes mudar a mi corazón.
 
Tú, que con tu simple presencia
transformas conversaciones interminables.
 
Tú, que tus salvajes versos
afloran en cada rincón.
 
Tú, que eres mi lugar favorito de la  biblioteca
haces de cada palabra una verdad palpable.
 
Tú.
 
Que mientras existas, existirán nuestros sueños.
 

CMB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *