Soledades

En la intermitente soledad en la que me ahogo
me permito buscar momentos de firmeza,
trotes de cohesión
y choques de libertad.
En la oscura y violenta facilidad para encontrar mi hogar
me ataño a mi destreza
en la comprensión de mi mente.
Me revuelve esa mariposa de felicidad,
ese saber estar.
-¿Qué sería de mí sin mi biblioteca?
-¿Qué otro yo pude llegar a ser?
El barco atraca en puerto.
Trae nuevos vientos del sur.
La miel endulzará la huida,
-¿quién querrá volver?

CMB

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *